Se busca OPTICO voluntario para ir al CHAD

publicado en: Noticias | 0

Iluminafrica, busca un optico voluntario y altruista para ir al Chad. La labor a realizar es realizar revisiones y “Educar para la ceguera”.

Es una aventura unica y con gran satisfacción, son unos meses que quedan grabados en la memoria y en la persona.

Animate y ven.

En el hospital Saint Joseph de Bébédjia, en la República del Chad, el número de adultos y niños que son intervenidos de cataratas es más o menos similar. “La oftalmología y la salud visual en África no se tienen en cuenta y prácticamente entre un 80 y un 90% de la población no puede acceder a comprarse unas gafas“, declara María Jesús Gaspar, colaboradora y voluntaria de la Fundación Ilumináfrica.

 

optico

 

Esta asociación aragonesa realiza cinco expediciones al año para operar y asistir a adultos y niños con problemas visuales: desde aquellos que sufren cataratas congénitas a diversas patologías que producen ceguera y que son “evitables” por medio de una intervención quirúrgica o del uso de gafas.

“Es muy importante que se siga ayudando en la zona, porque sino estamos viendo que una parte importante de la población termina siendo discapacitada y pasa a depender de un cuidador que, en la mayoría de los casos, recae en la mujer”, relatan.

Ahora, tras el regreso el próximo mes de junio de la óptica que está trabajando actualmente como voluntaria en la zona, la asociación hace un llamamiento a la ciudadanía para conseguir voluntarios diplomados en Óptica -con conocimientos de francés- que puedan desempeñar esta labor. El idioma -indican- está siendo el principal impedimento que encuentran estos días para conseguir cubrir su hueco. “Desde hace unos años, casi todo el mundo que ha pasado por la universidad sabe inglés, pero el francés ha pasado a ser minoritario y es complicado encontrar a un óptico con un nivel de francés medio”, lamentan.

Según señalan, no es necesario tener un nivel “avanzado”, pero sí que la persona voluntaria sea capaz de explicarle a los padres de esos niños que atienden en el Chad las necesidades oftalmológicas que presentan, además de poder comunicarse en francés con aquellos pacientes a los que se esté revisando la vista.


‘Educando contra la ceguera’

El taller de óptica en el que participa la Fundación se encuentra en elhospital de Saint Joseph de Bébédjia, en la República del Chad. Se puso en marcha hace cuatro años, junto a una campaña de recogida de gafas que emprendió la asociación. Todo ello -precisan- con ópticos voluntarios.

Por más que buscamos ahora no hay manera… Es difícil encontrar ópticos con nivel medio de francés y que estén dispuestos a partir del mes de julio”, manifiestan.

De encontrar al solicitado voluntario, este pasaría a ser la tercera persona de la Fundación que se desplaza al Chad para ayudar en este último año. En el hospital de Saint Joseph, estos profesionales asisten durante un periodo de -dos o tres meses- a la población local y, además, forman a enfermeros chadianos para aprender toda la labor que desempeña un especialista en una óptica.

“Aunque no se trate de un contrato laboral -puntualizan- las condiciones allí son buenas“. De hecho, el voluntario que se desplace a la zona recibe en torno a 200 euros -destinados por la Fundación- para los gastos propios que tenga ese especialista. Además, viven dentro del área del hospital, en bungalows equipados con todo tipo de servicios; y disponen a su vez de un comedor para voluntarios.

“Hasta la fecha quienes han estado allí vuelven muy contentos, tanto por la satisfacción de decir que han ayudado a tantos niños y adultos a sacarlos del rincón en el que se se encontraban por culpa de la ceguera, como por las condiciones que presenta la zona”, subraya Gaspar, quien asegura que se trata de una región tranquila, en la que no hay “conflictos bélicos”.

“En este tiempo ha habido voluntarios que han repetido experiencia por la morriña que les ha entrado al volver. De hecho, alguna óptica que hemos tenido anteriormente no ha perdido el contacto y se sigue comunicando con gente del hospital y pacientes que tuvo durante su voluntariado”, concluye Gaspar.

Así pues, el objetivo del proyecto ‘Educando contra la ceguera’ no es otro que “ayudar y enseñar a sanitarios locales para garantizar el funcionamiento de la óptica y realizar reconocimientos visuales a los niños de las escuelas de la zona“. Los interesados pueden contactar con colaboracion@iluminafrica.com o ponerse en contacto con la Fundación en el siguiente número de teléfono: 637 349 489.

Dejar una opinión